Foto suministrada

Por: Keisha R. Vera Soto

Cada pueblo posee un gran potencial y consigo un valor histórico, pero ¿acaso se está mostrando hoy día? ¿Qué ocurre con las plazas públicas que aparentan haber pasado por un desierto?

Recientemente se lanzó la noticia de que la plaza de recreo Ramón Frade León en Cayey inaugura su remodelación el 15 de diciembre de 2021. Consigo encontraron hallazgos arqueológicos y artefactos de los pobladores de este pueblo cuando estaba Puerto Rico bajo dominio español. En otras palabras, de no haber sido por la reconstrucción no se habría encontrado esto. ¿Cómo es posible que no se haya conocido sobre esto anteriormente si lleva toda una vida en ese lugar? Esto refleja cuán desinteresado está el gobierno en encontrar lo más preciado de Puerto Rico; la cultura. 

Desde la americanización todo el énfasis se ha recostado en Estados Unidos, las ayudas e inclusive las deudas que tiene Puerto Rico con este país. Es como si ellos mismos hubieran lavado el cerebro de los puertorriqueños para que piensen y actúen como un americano, que claro está, no lo son. 

Las plazas públicas están en completo abandono, solo las personas de edad avanzada van a socializar con otros que como ellos están solos en sus hogares. Qué bonito sería que la plaza estuviera como antes, llena de color, repleta de gente que va a pasear o de compras. Ahora de la única manera que se llena una plaza es en los encendidos navideños, y luego pasa al olvido hasta el próximo año. Los comerciantes poco a poco han ido desalojando el lugar por la escasa actividad económica que reciben en el lugar. Tanto así que apenas le da para pagar el local. 

Estos lugares son monumetos que marcan la historia y la cultura, hasta el momento parece que en Cayey es de los pocos pueblos en donde son admirados. También, en Isabela se han encontrado restos de residentes, pero no aparenta tener gran importancia para el resto del país, se han interesado solo en el Túnel de Guajataca. Las personas que conocen este dato es porque han visitado el lugar, de lo contrario desconocen de este hallazgo. 

Los otros pueblos, ¿qué están haciendo para crear un despertar que mueva a la gente a restablecer y realizar grandes descubrimientos como este? No todo está perdido en la isla del encanto. Comienza con una iniciativa y a pesar de que el proceso sea arduo se puede alcanzar mediante la unión.

Si todo sigue como está, ¿qué van a saber las futuras generaciones de la historia y cultura de Puerto Rico? Todo se quedará en los libros, en los relatos y en el recuerdo de los puertorriqueños que pudieron disfrutar de ello, pero que nunca volverá.  

-.-.-.-

Esta columna de opinión forma parte del segmento semanal de #ACuentagotas, que se publicará todos los viernes. Se trabajarán noticias, reportajes y entrevistas de actualidad con un formato más fresco, conciso y actual.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s